A través de las redes sociales, particulares, instituciones, activistas y políticos a nivel nacional expresaron su apoyo a los trabajadores de SanCor. El viernes se llevará a cabo una nueva audiencia en el Ministerio de Trabajo en la ciudad de La Plata.

 

 

El conflicto de los 21 trabajadores de Mendicrim de la planta SanCor de Arenaza, tomó fuerza en las redes sociales.

Particulares, amigos, comunidades, instituciones, activistas, entidades, tomaron su posición y apoyan a los damnificados por el cierre de la planta que fabrica el queso Mendicrim en Arenaza.

El tema también llegó a referentes políticos a nivel nacional. Tal es el caso de Néstor Pitrola y Romina Del Plá, quienes se expresaron al respecto en sus cuentas de Twitter.

A continuación, la expresión de una activista feminista:

“Mi nombre es Marta Alicia Breme DNI 22786139, activista feminista operadora en género.

Hace unos días tuve la posibilidad de acercarme a la localidad de Arenaza, partido de Lincoln en la provincia de Buenos Aires, un lindo lugar en dónde las/los vecinos se conocen, la vida diaria es compartida en los trabajos en cada evento que se da, en donde el otro/a no es un/a desconocida sino todes son parte de un todo que hacen a la vida y las costumbres del lugar.

Y hablando de la vida de sus habitantes, mi visita fue en el marco de una reunión que hicieron les 21 trabajadores despedidos de la planta SanCor, reconocida por ser esta quién fabricaba el queso Mendicrim, en donde tuve la oportunidad de escuchar diferentes relatos, de ver los rostros de un grupo humane totalmente desencajados, pero como es de esperar me detuve en los relatos de las compañeras, algunas único sostén otras a punto de jubilarse y lo que me llamo la atención fue que dentro del grupo eran solo 4 las mujeres operarias. Acá la palabra paridad se me vino automáticamente, en el transcurso de la escucha era de esperar, nosotras maternamos, nosotras somos cuidadoras, nosotras menstruamos, nosotras a través del capitalismo fuimos incorporadas masivamente al mundo laboral, pero sin abolir la naturalización de que el trabajo doméstico y de cuidados, nos sigue correspondiendo y en tiempos de crisis, somos las primeras expulsadas del sistema, por ende si hay una baja ya sea porque una compañera se jubila, o renuncia a la empresa, en el mejor de los casos si decide incorporan más personal terminan entrando varones, así fue lo que sucedió a lo largo de los años que me hizo encontrar tan solo a 4 compañeras nada más.

Para muchos el capitalismo nos sacó del ámbito privado del hogar, sí lo hizo pero no quitó de nuestras espaldas ciertos roles como los mencionados anteriormente, imponiéndonos dobles o triples jornadas laborales invisbilizando el trabajo que llaman Amor al cual nosotras decimos es trabajo NO Pago por eso la opresión de las mujeres bajo este sistema es aún más sutil, podemos estudiar ser profesionales algunas alcanzan autonomía económica frente a nuestros compañeros. Para muchos hemos alcanzado los mismos derechos formales que los hombres, pero accedemos al mundo laboral en condiciones de mayor precarización y flexibilización.

Las compañeras en su relato manifestaron el dolor que les causo saber que te levantas para ir a tomar el transporte que te lleva todos los días, y quedas varada porque hubo una orden de no llevar a nadie.

Queres ingresar a tu puesto laboral y te es impedido el ingreso a dicho lugar, y no solo que no podes entrar las hicieron sentir como si iban a generar un daño a la propiedad privada, cuando aún sus pertenecías personales siguen guardadas en sus lockers dentro de esa propiedad que para ellas era su lugar de trabajo en donde pasaban sus jornadas día a día.

La incertidumbre de hace tiempo de no saber qué va a suceder con sus trabajos no es ni más ni menos que va suceder con sus vidas.

Si todo esto no es violencia…. ¿qué es? La violencia contra las mujeres es cualquier conducta que afecte o condicione, su vida, su libertad, su dignidad, su integridad física, psicológica o sexual, su situación económica, su seguridad personal, no importa dónde ocurre la situación de violencia.

Patriarcado y Capitalismo, alianza criminal hacia nosotras las mujeres, el capitalismo encontró un aliado perfecto en él, para mantener la explotación.

Y de todos los relatos, para resaltar que implicancia tiene en la vida de estas mujeres, a lo largo de la historia pertenecer a la fábrica, alguien se me acerco y al oído me dijo, hubo una mujer que fue obligada por su familia abortar cuando era una jovencita para poder pertenecer a la misma, increíble cuando el aborto hoy por hoy sigue siendo cuestionado por gran parte de la sociedad porque nuestras cuerpas sigue siendo territorio de conquista.”

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

JSN Megazine template designed by JoomlaShine.com