Quedó imputada por "Daño agravado". Se le secuestró el aerosol con el cual realizaba la pintada.

 

 

Una joven de 17 años, terminó imputada por el delito de "Daño agravado" tras ser sorprendida pintando las paredes de una escuela católica ubicada entre calles Moreno y San Martín.

A la joven se le secuestró un aerosol con el cual momentos antes realizaba inscripciones en la pared del frente de la escuela Nuestra Señora.

La chica fue notificada de la causa y recuperó la libertad por ser menor de edad.

 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

JSN Megazine template designed by JoomlaShine.com