Para la Justicia no corresponde su detención porque no llegó a violarla. El acusado tiene 53 años y se dio a la fuga cuando trascendió el hecho. Todo ocurrió el sábado, en el Barrio Cirigliano.

 

 

La Comisaría de la Mujer recepcionó el sábado una denuncia por abuso sexual, en perjuicio de una nena de 5 años.  El episodio tuvo lugar en el Barrio Cirigliano, ubicado en prolongación de avenida 9 de Julio.

El acusado, de 53 años, se dio a la fuga una vez que trascendió en redes sociales lo sucedido. Aunque estaría manteniendo comunicación con su familia.

La Policía no pudo hallarlo en su vivienda, donde debía ser notificado de la grave imputación en su contra. Y, contrario a lo que indica el sentido común, la Justicia no ordenó su detención por el abuso que sufrió la pequeña, ya que, según indicaron las fuentes consultadas, no existió penetración.

Por su parte, la niña fue trasladada al Hospital de General Pinto, donde el médico de Policía dictaminó que no sufrió violación. El abuso habría consistido en manoseos.

Según las fuentes consultadas, la chiquita estaba al cuidado de la nieta del acusado y en esa circunstancia se habría producido el abuso.

Una vez más, un caso de abuso vuelve a conmocionar a la comunidad linqueña. A través de las redes sociales los ciudadanos expresaron repudio y pidieron Justicia para la niña de tan sólo 5 años.