Racing rechazó la propuesta desde China, por el delantero

 

Frustrada la transferencia al fútbol de China por la negativa de la directiva de Racing, Gustavo Bou explotó. Quería cambiar de aire porque la propuesta lo convenció. Y como el libro de pases acaba de cerrar en el medio asiático, salió a expresar su fastidio por lo ocurrido. El foco de sus declaraciones fue Víctor Blanco -presidente de Racing-, a quien incluso llegó a desafiar en caso de una réplica.

"Estoy mal porque el Presidente tuvo un pacto de caballeros conmigo y no lo cumplió. Me prometió algo y me falló. En su momento me pidió que me quedara y me dijo que no podía mejorarme el contrato. Pero me dijo que si llegaba una oferta de 6,5 millones para el club, se iba a hacer. Yo le dije que iba a hacer todo el esfuerzo posible para que ofrezcan 8. La oferta llegó y no aceptó, cuando dijo que me dejaba ir", explicó.